Reseña La forma de la oscuridad

reseña la forma de la oscuridad

Reseña La forma de la oscuridad Mirko Zilahy

ARGUMENTO

reseña la forma de la oscuridadRoma amanece una mañana con un cruel crimen. Un escena criminal con esculturas humanas recrea el famoso Laocoonte en un Museo de la ciudad. 

No será la única. Hay un asesino en serie al que llaman ‘El escultor’ que se dedica a matar a sus víctimas y esculpir sus figuras de la forma más atroz posible.

Aunque el comisario Mancini no contará con la ayuda de su superior será el encargado de la investigación. Junto con el equipo de colaboradores con los que trabajó en su anterior caso, el asesino de la sombra, tendrá que poner fin a los crímenes. No dispone de mucho tiempo. Es sorprendente la rapidez en la que mata. Así como la crueldad de la que se sirve.

Mancini luchará contra el tiempo y contra sus propios miedos. ¿Es posible que todavía no se encuentre preparado?

RESEÑA LA FORMA DE LA OSCURIDAD

reseña la forma de la oscuridadLa primera entrega del comisario Mancini, Así es como se mata, dejó un sabor dulce con ganas de repetir. Sin embargo esta segunda nos deja con regusto agridulce y algún desánimo.

A pesar de que la trama, en esencia, cuenta con grandes dosis de acción y asesinatos escabrosos dignos de un gran criminal, el desarrollo de la misma y su protagonista criminal no ayudan a rematar bien la novela. La atmósfera mitológica en la que Mirko ambienta todo el relato tiene su gracia, no obstante, pierde fuste por culpa de una narrativa adornada hasta el exceso.

En contraposición cabe destacar cómo Mirko sigue obstaculizando la vida personal y profesional del comisario Mancini, convirtiéndole novela a novela en un personaje de primera línea, sin nada que envidiar a otros referentes policíacos italianos.

Esto no quiere decir que se trate de una mala novela, en absoluto, es solo una cuestión de forma. Y da rabia, entre otras cosas, porque ya quedó claro con su anterior publicación que talento no le falta para saber entretener al lector.

Es muy probable que La forma de la oscuridad quede finalmente como un intento fallido de Mirko por ofrecer una vuelta de tuerca a su fascinante imaginación. El problema viene cuando intentas apretar un tornillo con la herramienta incorrecta.

En cualquier caso, esta segunda entrega no será impedimento alguno para continuar siguiendo las huellas de Mancini. Mirko Zilahy aún tiene en sus manos un personaje soberbio.

COMPRAR EN AMAZON
COMPRAR EN LA CASA DEL LIBRO

reseña la forma de la oscuridad

Otras entradas relacionadas con Reseña La forma de la oscuridad Mirko Zilahy:

Dejar una respuesta

Añade tu comentario
Escribe tu nombre